ORIHUELA, HISTORIA DEL MEDITERRÁNEO

RUTAS DE NAVIDAD

Fiestas

Mercado Medieval


El centro histórico, como cada año, se convierte en el marco idóneo para recrear la Edad Media celebrando el Mercado Medieval. Un evento muy esperado, donde la alegría y la diversión están garantizadas con actividades lúdicas para todas las edades: música, bailes, títeres, animaciones teatrales, talleres de oficios antiguos...


Espectáculos, que contribuyen a transportar al visitante al pasado en un ambiente especial, en el que no falta el olor de las especias, el color de los productos artesanales y el sabor de los alimentos cocinados en los distintas paradas ¡Todo un festival para los sentidos!


El origen de la feria se remonta al 8 de abril del año 1310. Estando el rey Alfonso X el Sabio en Murcia expedía un privilegio, autorizando al Concejo de Orihuela para celebrar la primera feria que se debía iniciar el “otro día después de Sacta María de mediado Agosto e que dure tres días”, durante los cuales se concedía a cuantos comerciantes acudieran a dicha feria, salvoconductos y franquicias eximiéndoles del portazgo y cualquier otro derecho que pudiera gravar lo que se comprase o vendiese.
La feria se celebró por primera ven en la calle paralela a la calle Mayor, motivo por el que popularmente sigue conservando ese nombre.
“Sepan quantos esta carte vieren como nos don Alfonso por la gracia de Dios Rey de Castella, de Toledo, de Leon, de Galiçia, de Seuilla, de Cordoua, de Murcia, de Jaen, e del Algarue, Por fazer bien e merced, Al Concejo de horihuela a los que agora y son e seran de aquí adelante e por que ayan mas e valan mas e por que la villa se pueble mejor damos los e otorgamoslos que ayan feria una vez cada Anyo en Orihuela. E esta feria que comience otro dia despues de sacta Maria de mediado Agosto e que dure tres dias. E todos los que a esta feria vinieren que vengan saluos e seguros con todo lo suyo e que sean francos que non den portadgo nyn otro derecho nynguno de lo que compraren e vendieren en Orihuela quanto la feria durare e mandarnos e deíendemos que nenguno non sea osado de yr contra esto nyn de gelo enbargar. E a qualquier que lo fiziese a el e a quanto ouiesse nos tronariamos por ello e por que esto sea mas firme e non venga en dubda diemos vos ende esta nuestra carta seellada con nuestro seello de cera colgado fecha la carta en Murcia viernes ocho dias de Abril. Era de mill e trescientso e diez Anyos. Yo Garcia Dominguez notario del Rey en la andluçia la fiz escreuir or mandado del Rey”
La diferencia estriba en que las ferías tenían un carácter anual, duraban varios días, ocupaban una zona más amplia del casco urbano y, acudían artesanos y comerciantes de otras zonas, que recorrían grandes distancias, ofreciendo productos difíciles de encontrar en la comarca. Mientras que el mercado era semanal y se celebraba sólo durante un día con el fin de abastecer de los productos básicos a la población. Además los productos eran más fáciles de transportar.