Pedanías

Las pedanías oriolanas son inminentemente agrícolas, destacando el cultivo de cítricos y hortalizas. Con él trasvase Tajo-Segura se han transformado antiguos secanos en regadío, mediante modernas técnicas de cultivo en terrazas y por riego por goteo. En ellas, todavía se pueden observar algunas barracas tradicionales, norias y zenias para el riego, pequeñas e interesantes ermitas y yacimientos arqueológicos de gran importancia. Así mismo, en sus comercios se pueden encontrar dulces y productos de elaboración artesanal. En su término, segundo en extensión de la Comunidad Valenciana, existen además amplios espacios naturales para practicar el senderismo, la escalada o el cicloturismo. Sin duda, todas ellas, unidas a los atractivos que ofrece la ciudad y la costa hacen de nuestro Municipio un lugar ideal para que el visitante pase sus vacaciones.